La Escuela como base formativa del Estado”

La explicitación presentada aquí, desarrollará las hipótesis de tres autores que se enfocan en el análisis de la formación de un estado. Estos mismos son Pierre Bourdieu (“Espíritu de Estado”), Oscar Oszlak (“La Formación del Estado Argentino”) y Pablo Imen (“La Escuela Pública Sitiada”).

Pierre Bourdieu menciona que un Estado es impuesto principalmente por medio de la escuela, donde forma a los alumnos como futuros agentes que servirán al estado cumpliendo un rol como ciudadano. Da el ejemplo de la implementación ortográfica como una normalización en sus formaciones. De esta manera el Estado garantiza que la sociedad forme parte del mismo y piensen al estado como una construcción que la sociedad creó para sentirse identificados y pertenecientes a él.

Lo que plantea Bourdieu es entonces, que el Estado es la forma más segura de dominio que se puede poseer en una comunidad comprendida en un espacio territorial común. Las administraciones públicas son productoras  problemas sociales, los escritos jurídicos son estrategias políticas dirigidas a imponer una visión particular de Estado, para que la clase burócrata obtenga el control total de la sociedad. El Estado debe ser capaz ejercer una violencia simbólica para que las estructuras y los actos institucionales puedan percibirse como actos naturales en el transcurso histórico y de formación estatal. Por lo tanto, es capaz de concentrar los cuatro capitales que expone Bourdieu en sus teorías y que se desarrollarán a continuación; el capital de fuerza física, el capital económico, el capital informacional y el capital simbólico.

El capital de fuerza física, conocido desde los inicios históricos de la formación de Estado trata de la fuerza militar, como fuerza exterior en relación a otros estados, como defensa o para la guerra por la tierra. Como segunda fuerza está la policial, que cumple la función de mantener el orden en el interior, de disciplinar y castigar a las resistencias de las clases dominadas.

El capital económico está focalizado en la implementación de impuestos y el mercado nacional, originariamente con el motivo de la manutención de la fuerza física estatal. En caso de retardo de la paga, el Estado podría hacer embargos, enviar a prisión u obligar una contribución solidaria a aquellos que incumplan.

El capital informacional se basa en la concentración de la información del los ciudadanos, tratarla y redistribuirla. Unifica todos los códigos (jurídico, lingüístico) y homogeneiza las formas de comunicación. El sistema escolar los identifica con una historia en común y con la adquisición de un mismo lenguaje y cultura nacional que es legítima, marcando la cultura extranjera como indigna.

El capital simbólico es la adquisición identificadora que perciben los agentes sobre las demás capitales, y las observan como inherentes de ellos mismos. Son los principios impuestos e inculcados por el Estado, para sentirse pertenecientes y formadores del mismo.

Continuando con el siguiente autor, Oscar Oszlak, que desarrolla la formación de un Estado y lo contextualiza en América Latina y Argentina particularmente, nos dice que es una construcción social y depende del desarrollo histórico que posea. El Estado estructura la vida social de un modo organizado, pero para la estatidad, es necesaria la organización del poder y dominación política basándose en cuatro puntos principales.

El Estado debe ser capaz de externalizar su poder, debe ser reconocido como una unidad soberana dentro de las interrelaciones estatales. Debe poseer la capacidad de imponer su autoridad mediante instituciones, estructurando las relaciones de poder para certificar la supremacía sobre los medios de dominación. También debe diferenciar el control a través de distintas instituciones públicas, para conseguir recursos de la sociedad civil y poseer un control centralizado de todas sus actividades. Por último tendrá la capacidad de generar la identidad colectiva mediante la emisión de símbolos para el control ideológico, reforzando el sentimiento de pertenencia de cada individuo.

Estos cuatro puntos definen a un Estado Nacional. Por lo tanto no podría ser realizable en los países Latinoamericanos ubicándonos tres o cuatro siglos atrás, ya que para ser un Estado Nacional, debía ser un Estado independizado de las colonias españolas, por lo que recién en sus comienzos  comienza a manifestarse las bases para la estatidad Nacional.

Para la formación de un Estado Nacional se toma como condición ineludible al mercado nacional. Al desligarse de la corona española, América Latina no mantuvo un mercado amplio y sustentable los primeros años, hasta finales del siglo XIX, donde la expansión del comercio mundial e internacionalización de capitales financieros abrieron a Latinoamérica nuevas oportunidades de inversión y diversificación de la actividad productiva e intermediadora.

Más adelante, Oszlak nos comenta sobre las cuestiones centrales para la formación de estado, básicamente “Orden y Progreso”. La nominación de Orden no lo poseía Argentina aún, porque no podía observarse un patrón normal de convivencia Nacional, sino que el orden estatal era la imposición de una convivencia diferente de la que regía hasta el momento.

Había diferentes intereses regionales, con tradiciones de administración particulares, los sectores dominantes impusieron la consolidación y legitimación del poder central, fueron definiendo el carácter de su inserción en la nueva estructura de relaciones sociales. Por  tanto, el Estado que era capaz de imponer el orden y promover el progreso era un Estado con las cualidades adquiridas (mencionadas unos párrafos atrás). Este progreso proponía sustentar un sistema productivo y económico del mercado nacional, aumentando la mano de obra (inmigración) y desarrollando vías de comunicación y comercio (trenes). Así se extendió la autoridad estatal a toda la soberanía nacional.

El tercer autor: Pablo Imen, desenvuelve la cosmovisión neoliberal, dando una introducción histórica sobre las dificultades de diferentes ideologías políticas. La clase dominante sostuvo una postura neoliberal, donde se desarrolla la libertad de mercado, basado en el individualismo, competencia y egoísmo, resaltando la desigualdad social y haciendo enfoque en las capacidades individuales (económica, física, mental), sosteniendo que no es real la equidad en la vida social, sino que siempre unos sobresaldrán más que otros, muy probablemente una minoría.

El neoliberalismo propone el crecimiento económico, el aumento de la tasa de ganancia del capital privado, la reducción de los costos salariales y una contención del gasto público social. Arraigado a estas características del neoliberalismo, Imen pone en cuestión la educación pública, la cual se la focaliza como un mercado más, donde el alumno y familia son consumidores y buscarán la escuela que le brinde una mayor calidad educativa, siempre y cuando tengan la posibilidad de acceder a ellas.

El video de Camino de Tiza sobre las políticas educativas y trabajo docente, demuestra de manera muy directa la herencia del gobierno neoliberal que transitó en nuestro país durante la década del 90. En la secundaria de San Isidro de Lules se observa la diferencia de oportunidades que nos mencionaba Pablo Imen en su texto “La escuela pública sitiada. Críticas de la transformación educativa”, donde se deja constancia de aquel que carece de posibilidades para acceder a una educación digna, y debe aceptar como única opción el abandono de los estudios.

En otro momento del programa, cuando hacen mención a la escuela 2 del distrito IV de Barracas, se percibe el objetivo de la institución arraigado, como afirma la profesora Myriam Feldfeber, el modelo político del gobierno actual se enfoca hacia la inclusión de las diferentes clases sociales para la educación.

Sostengo al igual que lo fundamentado en el video sobre el rol docente, el cual debe ser partícipe en las políticas educativas, ya que es un agente del Estado y es el mayor partícipe y testigo de cómo se desenvuelve la educación en la realidad, dentro de las aulas y su aplicación directa hacia los alumnos… que son quienes influirán en la formación de un futuro Estado,  en próximas generaciones.

En base a estos tres autores puedo desarrollar la conclusión de que un Estado tiene como función principal el control y organización de una sociedad, donde cada individuo es partícipe y funcional en parte. Por otra parte sostengo la idea de pensar que un sujeto, perteneciente a un Estado determinado, es un prisionero… que posee libertades limitadas, destinado a vivir sirviendo a una Nación para el favorecimiento de los gobernantes, que son quienes sacan provecho que los ciudadanos, lo cuales llevan una simple vida de sobrevivencia y sometimiento a las regulaciones gubernamentales.

La escuela como institución educativa fue desde un comienzo de la historia, la mejor manera de adiestrar al ser humano, ligado siempre al funcionamiento estatal.

Por ello creo que el docente debe manifestarse en las reformas dentro de las políticas educativas, ya que es el sujeto más aferrado al ideal educativo, como desarrollo humanista y de valores éticos. Tal vez de esa manera pueda distenderse un poco la educación de la manipulación estatal.

Bibliografía.

Pierre Bordieu “Espiritu de Estado” 1996

Oscar Ozlak- “La formación del Estado Argentino”

Pablo Imen “La escuela Publica sitiada. Criticas de la transformación educativa” Cap. I-II-2005

Caminos de tiza – Políticas educativas y trabajo docente

Andrés Fernando Cejas Kratz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s