Relación ESTADO_ EDUCACIÓN Y SOCIEDAD

¿Se puede pensar una sociedad sin educación y un Estado  sin sociedad? Claro que no,  se necesitan mutuamente para existir y construir juntas el capital de poder, tanto económico como intelectual que usa el Estado para el dominio de las masas e influir en la aparición de las políticas educativas  que atraviesan  la educación del  país.

Estos Capitales de poder que menciona  Bourdieu, en su escrito ¨Espíritu de Estado¨, tanto el físico o instrumento de coerción (ejército, policía),  como el económico, cultural o informacional  y  el simbólico, van de la mano en el proceso de formación de los Estados,  que  van a utilizar para imponer y producir categorías de pensamiento que se  transmiten  principalmente a través  de la escuela.  Más tarde el individuo educado de esa manera  actúa bajo esa categoría de pensamiento para seguir sirviendo al sistema  de dominio de ese momento. A menos que consiga  la liberación del discernimiento y el pensamiento crítico, pudiendo construir  su propio proyecto de vida y así contribuir de manera positiva a un proyecto de país.

Es cierto que todo cambio que se plantee en pos de la ruptura de este tipo de pensamiento trae una fuerte resistencia, mismo de los representantes y administradores públicos ya atravesados sus pensamientos por la representación oficial de lo oficial.

Es en este dominio de la producción simbólica  que se siente el ascendiente del  Estado, donde  los representantes hacen de la burocracia un ”grupo universal” con intereses y valores irreales de la necesidad de los representados y a favor de los representantes del Estado.

Es  aquí que  políticas educativas no puedan verse ajenas a esta problemática, generando la educación actual (no tan actualizada, gracias a esta resistencia de cambio a todo lo nuevo);  a imagen y semejanza del sistema económico político del momento y arrastrando de la historia virtudes y defectos de sistemas de dominio del pasado.

Por otra parte  O. Oslak en “La formación del estado Argentino” plantea que la formación del mismo,  surge como una relación social donde se ejerce la dominación política y coercitiva de la sociedad, y cuenta con un aparato institucional para la organización de poder materializarlo en distintas instituciones.

Su desarrollo…la estatidad, es lo que le da la condición de Ser Estado, supone la adquisición de ciertos atributos ideales e materiales  lo que va de la mano del surgimiento de la Nación.

Desde el aspecto ideal la estatidad, esta supone la difusión de símbolos, valores y sentimientos de pertenencia dando integración a la identidad colectiva.  A nivel material da la expansión e integración del espacio económico (mercado) y la movilización de agentes sociales para generar relaciones de intercambio complejas mediante el control y empleo de recursos de dominación.

Es decir la formación del sistema  económico capitalista, que le otorga al Estado un carácter Nacional. El “orden” era la condición que posibilitaría el progreso, por lo que era necesario imponer una nueva forma de organización social en todo el territorio en conformidad con el nuevo sistema de producción, sus relaciones y fuerzas productivas. El orden posibilitaría el progreso, y este a la economía, por lo que el orden excluiría a todos aquellos elementos que pudieran obstaculizar el progreso, fueran indios o montoneras.

Dando legalidad a cualquier acto violento con total impunidad promoviendo la desigualdad, el individualismo, la competencia extrema a merced de una libertad de mercado.

Y dentro de este contexto Imen Pablo en “La Escuela Pública sitiada. Críticas de la transformación Educativa”  realiza un recorrido crítico de los sentidos y valores que orientan las políticas educativas, en especial los mecanismos de distribución y apropiación de conocimientos dirigidos siempre por la mano invisible del mercado.

De los  Estados  liberales a los estados neoliberales  ilustra la historia dando prioridad al mercado, la competencia y  al individualismo. En el siglo XX como respuesta a la crisis capitalista ,o como alternativas la emergencia de los fascistas, las revoluciones socialistas dándose los Estados de bienestar que anunciaban paz y desarrollo tratando de asegurar algunas necesidades básicas.

Desde mediados de los setenta el neoliberalismo, definido como proyecto integral y orgánico de la clase dominante fue la política de Estado de momento. Calificando a los estudiantes como ganadores o perdedores, como si hubiese que llegar a algún lugar, para ser alguien.

Con las reformas  educativas  de los 80 y 90, vinculado al modelo productivo de competencia e individualismo extremo, se cuestiona el papel de Estado, el modelo de educación de integración en ascenso de inclusión social ,donde se pretendía más alumnos a la escuela generando un modelo de contención social más empobrecido en ámbitos culturales, educativos y en aspectos ligados a la enseñanza-aprendizaje. Cumpliendo un rol de contención y abastecimiento de las condiciones básicas que tiene que garantizar el Estado.

Como se ve en el video Caminos de tiza – Políticas educativas y trabajo docente.

Están los docentes que creen que la educación es un derecho para todos por igual y otros que no confían en la capacidad de evolucionar de ciertas personas. Mientras que sigan estos tipos de pensamientos dentro del sistema educativo, se va obstaculizar más aun el camino.

Creo que  más  allá del dominio  que existe y existió  desde que surgen los primeros Estados Nacionales, los pilares fundamentales como sistemas económicos, políticos y educacionales le dan forma y color los seres que la constituyen. Y como actores sociales, debemos  replantearnos  el pensamiento interno que vamos procesando… porque es la realidad que construimos.

Salir de la idea de la educación como mercancía o como negocio, pese y a pesar del contexto político económico dominante del momento,  es el papel que como docente planteo renovar  y reivindicar en la escuela,  como espacio de enseñanza-aprendizaje, para plantar  la semilla del despertar colectivo, por medio del arte y la libre expresión.

  Bibliografía:

Pierre Bordieu- Espíritu de Estado-1996
Oscar Oszlak- “La Formación del Estado Argentino”
Imen Pablo “La Escuela Pública sitiada. Críticas de la transformación
Educativa” Cap I-II-2005

Caminos de tiza – Políticas educativas y trabajo docente – 28-11-15

                                                                                         Maria Estela Agnoletto

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s