Como el Estado interviene en la Educación y viceversa

La Nación, País o Estado, debe básicamente educar a todas las generaciones, considerando el derecho de todos los hombres a ser preparados y haciendo que éstos sean suficientemente inteligentes para gestionar los negocios públicos, por ejemplo, el derecho electoral sin distinción de clases ni condición, derecho que sirve de base a la organización.

De este principio imprescriptible nace la obligación  de todo gobierno a proveer educación a las generaciones venideras ya que puede compeler a los individuos de la presente a recibir la preparación intelectual que supone el ejercicio de los derechos que le están atribuidos.

La condición social de los hombres depende muchas veces de circunstancias ajenas de la voluntad.

Un padre pobre no puede ser responsable de la educación de sus hijos, pero toda la sociedad, tiene interés vital en asegurar que todos las personas que han de venir con el tiempo a formar la Nación, hayan por la educación recibido en su infancia todos los elementos cognitivos preparándose suficientemente para desempeñar las funciones sociales a que serán llamados. El poder, la riqueza y la fuerza de la Nación dependen de la capacidad industrial, moral, e intelectual de los individuos que la componen y la educación pública no debe tener otro fin que el aumentar estas fuerzas de producción, de acción y de dirección, aumentando cada vez más el número de individuos que los poseen. (Domingo Faustino Sarmiento: “la vigencia de su pensamiento educativo”).

El Estado organizado de una determinada manera permite que la sociedad se adapte y desarrolle conforme a sus premisas, pero a la vez esa organización de Estado lleva a su sociedad a comportamientos predeterminados que condicionan a los individuos a vivir de una determinada manera, puede producir habitantes con estándares insoslayables de vida que los condicionan en mayor o menor medida a desarrollarse permitiendo que se preparen para que sean capases de ser partícipes de cambios para el mejor funcionamiento de la sociedad.

Pierre Bourdieu – Cultura del Poder

Violencia Simbólica

Tomando en cuenta los estudios realizados por Pierre Bourdieu, donde plantea un esquema con un orden social denominado campo, y dentro de éste, los agentes (personas que actuaran dentro del mismo). Dentro de estos campos (Educativo, científico, político o económico) donde los agentes (grupos, individuos o instituciones) tendrán una posición de dominación o subordinación, donde actuarán en el mismo para producir o no cambios. Cada agente posee un determinado capital que definirá su rol dentro del mismo; este capital puede ser económico, político, o cultural. Estos agentes están condicionados por el Habitus, es decir las formas de pensar, ver, sentir.

Si tomamos en cuenta que dentro de un ámbito escolar (ámbito social) los agentes serán los alumnos y que intervienen en el mismo para desarrollar sus conocimientos o destrezas, y logrando así finalmente un reconocimiento simbólico (certificados o diplomas), si cada agente que integra el ámbito escolar tiene un determinado capital cultural, y de este depende los valores previos que tiene ya cada uno, antes de ingresar a la institución, estos agentes estarán en una posición desigual, dado que estos agentes son individuos y como tal cada uno de estos es distinto uno de otro.

Oscar Oszlak a su vez plantea que la sociedad está bajo la sujeción del Estado, y que éste será el encargado del manejo de esta sociedad; en sus diferentes ámbitos (educativo, político o económico).

Oszlak en su libro “La formación del Estado argentino” menciona como se forma un Estado, no cualquier tipo de  estado sino un a nivel Nacional:

1. Externalizar su poder, obteniendo el reconocimiento internacional de la soberanía.

2. Institucionalizar su autoridad imponiendo una estructura de relaciones de poder.

3. Diferenciar su control a través de instituciones públicas con legitimidad.

4. Internalizar una identidad colectiva. . Esto define al estado nacional, desenvolvimiento de la vida social organizada a través del cumplimiento de estas propiedades/capacidades. La formación del Estado nacional implica la constitución de una nación y un sistema de dominación, generando relaciones sociales capitalistas.

La formación del Estado tiene procesos en su construcción, en base a una vida social ordenada; ésta a su vez conforma una política que articula la dominación de esa sociedad (por medio de símbolos)  y la materialización de un conjunto de instituciones que permiten su ejercicio.

Si tomamos en cuenta que es inseparable la relación Estado y Educación, podemos decir que bajo un Estado bien administrado y haciendo buen uso de sus funciones, el organismo educacional, funcionaria de manera estable; el Estado es relación social y aparato institucional. Lo que lleva a entender que si el Estado hace buen uso en las áreas a nivel económico, a su vez administrará y dará un uso apropiado en los ámbitos social, educativo etc.

De no realizar esta tarea de manera eficiente podría provocar un deterioro en esas áreas. También afectando de esta manera las políticas educativas que se empleen en el sistema.

Si se llega a esta situación, la violencia ejercida por el Estado mal administrado, provocaría que tanto en el ámbito educativo y por ende social, permanentes quiebres y desacuerdos que lamentablemente serán transmitidos y a su vez replicados por las futuras generaciones de no hacer un cambio inmediato.

Lamentablemente “Los dominados piensan con las categorías mentales heredadas de los dominantes” marcando estereotipos implantados Inteligente/Ignorante; Civilizado/Salvaje” (Pierre Bourdieu)

Si el Estado según Imen Pablo tiende a ser Neoliberal éste sólo tendrá una mirada privilegiada hacia un sector económico determinado, descuidando el resto de la sociedad en aspectos que serán poco importantes para él “La Escuela Pública sitiada. Críticas de la transformación Educativa” Cap. I-II-2005.

Lo que lleva a mostrar nuevamente que si se descuida tanto en el orden económico o social al Estado, éste sufrirá daños irremediables.

Sería necesario reflexionar y tener en cuenta, que las futuras generaciones van a ser encargadas del manejo y administración de nuestra sociedad y que ellos a su vez transmitirán de manera permanente lo que les fue plasmado en su formación, es decir lo que han recibido como herencia; esos saberes o conocimientos que hoy día manejamos también nosotros habiéndolos recibidos de nuestros antecesores.

De esto se desprende que si a la sociedad se le brinda una formación en base a engaños, falsos testimonios, profecías o promesas que no llegaran a ningún lugar, la misma sólo transmitirá y replicará lo mismo; (espejos de colores) que muestran realidades que no hay, poniendo en riesgo al Estado, teniendo en cuenta que hoy día y por lo que la historia muestra los Estados viven en permanente observación unos de otro, haciendo lectura de la situación de todas las sociedades, lo cual tiene “propósito” y eso es ponerse en situación de supremacía para tener dominio y control sobre los demás.

Espejos de Colores, que no te los vendan…

Oscar Oszlak

Bibliografía:

  • P. Bordieu- Espírutu de Estado-1996
  • O. Oszlak- “La Formación del Estado Argentino”
  • Imen Pablo “La Escuela Pública sitiada. Críticas de la transformación Educativa” Cap I-II-2005

Gomez, Elias Leandro

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s