¿Verdad o no? Un Estado Burocrático.

burocracia1

En los últimos días estuve atravesado por una situación de suma importancia, la cual me llevó a la necesidad de poder expresar un pensamiento que creo compartir con muchos más ciudadanos.

Hay organizaciones que monopolizan, se extienden con total libertad y dominio de poder por sobre el resto del común de las personas, se aprovechan de nuestros tiempos, de nuestro dinero, de nuestra paciencia, de nuestros reclamos y de nuestra educación. Por mantener la racionalidad, la forma, el respeto y el espacio en el trabajo del otro, se ríen en nuestras caras y sacan provecho de diversas situaciones para seguir mostrando su poder.

Los servicios, los impuestos, las necesidades básicas, todo absolutamente todo está organizado de tal modo que sobrepasa la tranquilidad de todos. Errores ajenos e incompetencias laborales recaen diariamente sobre nuestra responsabilidad, por una mala gestión de otros.

El Estado es el encargado de hacer funcionar a la perfección las diferentes instituciones que al mismo le competen para una tranquilidad de sus habitantes. Es un sistema legal, un aglomerado de reglas que atraviesan y determinan numerosas relaciones sociales. Actualmente, y especialmente en un estado democrático, hay una estrecha relación entre el sistema legal y la burocracia del Estado.

La dimensión organizacional del estado esta pura y exclusivamente ligada generalmente a grandes y complejas burocracias, entiendo a esta como un conjunto de comando respecto a relaciones sociales que se deben obedecer y que están jerárquicamente organizados y consignados por una estructura de reglas formales y explícitas que se hallan vigentes en el seno de una compleja organización.

Como ciudadanos tenemos derecho a un estado que, a través de un buen desempeño en sus dimensiones tanto políticas, civiles, sociales y culturales promueva no solo el desarrollo económico y la equidad social,  sino también  garantice otros aspectos de la ciudadanía. Compromiso necesario para garantizar plenitud y calidad en las tareas que nos competen diariamente.

Este tipo de estado resulta fundamental para respetar los derechos de la ciudadanía, que se encuentran inscriptos en su sistema legal y que son implementados por sus respectivas instituciones; siendo funcionarios de su propia credibilidad.

Comparto un Link que marca claramente lo mismo. ¿Acaso todos debemos actuar como ella? ¿Un trámite, es una guerra?

Burocracia

2 Comments

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s